Presentamos a Antonia J. Corrales en Hazte Eco

Experiencias Literarias os trae la entrevista de una escritora que nos sorprende con cada libro que publica. Sus libros publicados en la actualidad son: Epitafio de un asesino, La décima clave, As de corazones, La levedad del ser, En un rincón del alma, Mujeres de agua, y su última novela Y si fuera cierto.

Entrevista con Antonia J. Corrales

Tenemos el placer de presentar a Antonia J. Corrales. Gracias por aceptar esta entrevista para permitirnos conocerte y formar parte de Hazte Eco.

Isabel: ¿Qué es para Antonia escribir? ¿Cómo fue ese inicio?

Antonia: Gracias a ti. Es mi profesión a lo que siempre quise dedicarme. Es un sueño cumplido. Los inicios fueron difíciles. Estuvieron llenos de momentos arduos, pero también los hubo muy buenos. Le puse mucho empeño y constancia. Creo que la ilusión y la fidelidad a mi sueño fueron lo que consiguió que llegase a publicar.

Isabel: Tu primera novela es un thriller; en la segunda, su base es histórica rodeada de intriga; la siguiente diste el salto al género romántico ¿Cómo fue ese cambio de registro?

Antonia: Pues no fue muy común, de hecho no es común un cambio de género en ningún autor porque ya tienes unos lectores fieles a tus primeras publicaciones. Y ahí, en ese dato, en los lectores fieles, fue en lo que mis editores se fijaron para no querer publicar En un rincón del alma. Dijeron que no era el género de mis lectores y que no se vendería. Ahora es un Long seller. Lleva 6 años entre los más vendidos. ¡Se equivocaron! En un rincón del alma fue la primera obra que escribí, no la que publiqué. Llevaba escrita varios años. Es un género en el que era difícil entrar en aquellos años, tener éxito, por lo que decidí dejarla hasta tener algo publicado. Pero, cuando lo intenté, ningún editor la quiso. Entonces la colgué de forma independiente en Amazon y en unas semanas se puso número 1 en todas las categorías. Luego se la vendí a Edicones B. Aún está entre los libros más vendidos, suele oscilar del puesto 12 al 48 más o menos. Lo mismo le sucede a su segunda parte Mujeres de agua. El cambio de registro no es un problema para mí, me gusta moverme dentro de varios géneros. La prueba de ello son mis obras, aunque vendo más en contemporáneo. Y me gusta, me gusta mucho ese género.

Isabel: Supongo que no solo escribes ¿Qué otra faceta podemos conocer de Antonia?

Antonia: Hasta hace unos dos años también corregía textos y hacía informes editoriales. Lo dejé porque el tiempo no me daba para más. En cuanto a aficiones me gusta la pintura, aunque ahora no dispongo de mucho tiempo. Llevo dos años detrás de ponerme con unos lienzos, pero no hay manera.

Isabel: He leído En un rincón de alma y Mujeres de agua, y quedé maravillada tanto por sus personajes como por la explosión de emociones. ¿Cómo consigues mostrar tantos sentimientos que haces que el lector los sienta como propios?

Antonia: Gracias por tus palabras hacia mis novelas. No lo sé exactamente, tal vez porque yo también los siento al escribir. Me emociono con ellos, río e incluso a veces se me ha escapado una lágrima al releer. Intento que el lector sienta, quiero que sienta. Que pierda la sensación de lectura y que ésta se convierta en una conversación con cada uno de los personajes. Quiero que mis historias sean parte de muchas personas, de sus vidas, de sus anhelos, de sus triunfos y sus derrotas. Quizás ahí esté la clave, no lo sé. Lo único que sé es que quiero hacer sentir a mis lectores y cuando lo consigo me siento satisfecha, honrada y feliz.

Isabel: En ambas portadas de los libros se muestra un paraguas rojo. ¿Qué significado o qué mensaje esconde?

Antonia: Hay que leer En un rincón del alma y luego su segunda parte Mujeres de agua, para saber el significado, pero el más importante, porque tiene varios, es la protección. Se ha convertido en el símbolo de mis lectoras: las mujeres de agua. No hay ninguna mujer de agua que no tenga su paraguas rojo 😉

Isabel: Tu último libro publicado es Y si fuera cierto, ¿Qué nos puedes contar? ¿Qué magia esconde sus páginas?

Antonia: Saber vivir. Nos recuerda lo que de verdad merece la pena y nos lleva por un camino donde lo importante no es lo material. Es una historia entrañable llena de realidad mágica que nadie debería perderse. Sus personajes son entrañables. La sensación que produce su lectura es de calidez y serenidad. Todo ello adornado con intriga que va resolviéndose en la segunda parte de la novela y que deja al lector asombrado. Ha sido calificada como feel-good.

Isabel: La portada de Y si fuera cierto son unas hojas que parecen caer del árbol y se deslumbra un tren. ¿Esconde algún mensaje? Tengo el libro preparado para leer, ¿me darías algunas pautas para su lectura?

Antonia: Son hojas de arce, rojas y mágicas. Dentro de la trama tienen una importancia extrema que sorprenderá al lector, pero no puedo desvelarte más sobre ellas. El tren es el que conduce a la protagonista, Fabiola, a su nuevo destino. A un pueblo alejado de la civilización dónde su vida cambiará radicalmente.

La única pauta que puedo darte es que te dejes llevar por lo que va contando Fabiola, sin más. Te hará soñar y sentir las otras realidades, esas que permanecen invisibles a simple vista. Como ella dice: No le conté mi historia a nadie, sabía que no me creerían, nadie lo haría. Pero yo sé que tú sí la creerás 😉

Isabel: De los libros que tienes publicados, ¿cuál recomendarías a un lector que no ha leído aún nada tuyo?

Antonia: Empezaría por En un rincón del alma, seguiría por su segunda parte Mujeres de agua y luego con Y si fuera cierto, pero también le recomendaría que comenzará por Y si fuera cierto y luego siguiera con los demás. Como te digo, Y si fuera cierto es una historia muy especial que nadie debería perderse.

Isabel: Y si fuera cierto, se publicó apenas hace unos meses, pero ¿qué tienes escondido que esté esperando para ver la luz?

Antonia: Estoy con una trilogía. La primera parte ya está en marcha en la editorial y con toda probabilidad estará editada a primeros de año. Es una historia muy especial, mucho. Espero que todos mis lectores y mis mujeres de agua se sumerjan en la vida de los protagonistas, que no son convencionales. Son demasiado humanos. Creo que os va a sorprender muchísimo.

¡Feliz escritura, amig@s!

____________________________________

Isabel María Sierra

Hazte Eco

unnamed