El correcto uso de la tilde diacrítica (I)

  • por

En esta ocasión, en nuestro espacio dedicado a esas revisiones que escapan a ambos ojos del escritor novel nos vamos a centrar en uno de los signos de puntuación más necesarios de recordar e incluso me atrevería a decir que memorizar pues un solo fallo en su utilización conduce a un significado totalmente diferente del pretendido: estamos hablando de la olvidada tilde diacrítica. Vamos a recordar su definición y a repasar su adecuado empleo en todo tipo de oraciones y lo haremos en dos tandas: en esta primera nos dedicaremos a la tilde en monosílabos y, en la próxima, nos centraremos en demostrativos, interrogativos y exclamativos y la diferencia entre acentuar y no acentuar vocablos como solo y aun.

1. La tilde diacrítica

La tilde diacrítica es el acento gráfico que nos permite distinguir vocablos con idéntica escritura aunque diferente categoría gramatical. Por lo general, llevan tilde diacrítica las formas tónicas y no, las formas átonas. Hay algunas excepciones, como es el caso de los nombres de las letras te y de y los de las notas musicales mi y si, que, siendo palabras tónicas, no llevan tilde (al igual que las respectivas formas átonas: la preposición de, el pronombre personal te, el determinante posesivo mi y la conjunción si); o la palabra más, que, a pesar de que tiende a pronunciarse átona cuando se usa con valor de adición o suma (dos más dos son cuatro), se escribe con tilde. En otras ocasiones, la tilde diacrítica tiene como función evitar dobles sentidos (anfibologías), como en el caso de los demostrativos este, ese y aquel o de la palabra solo. Salvo en estos dos últimos casos, la tilde diacrítica no distingue parejas de palabras de igual forma y que siempre son tónicas; así, di es forma del verbo decir y del verbo dar; fue y fui, son formas del verbo ir y del verbo ser; vino es forma del verbo venir y un sustantivo, etcétera.

2. Casos de uso

Existen diversos casos de vocablos en los cuales este signo de puntuación resulta crucial y conviene diferenciar entre los monosílabos y los bisílabos, incluyendo en estos últimos todos los determinantes y pronombres demostrativos, interrogativos y/o exclamativos. Desarrollaremos a continuación toda la casuística pero queremos que, de entrada, te quedes con este titular: todos los determinantes se escriben sin tilde y todos los pronombres (salvo algunos monosílabos aquí explicados), con tilde.

Tilde diacrítica en monosílabos

         Muchos de los usos de la tilde diacrítica en español afectan a palabras de una sola sílaba:

De

Como preposición:

Hace pajaritas de papel.

Como sustantivo (letra):

Le bordó una de en el pañuelo.

Segunda persona del singular del imperativo y primera y tercera persona del singular del presente de subjuntivo del verbo dar: recuerdos a su hija de mi parte / Lo entenderá cuando ella le una explicación.
El Determinante artículo determinado:El problema está resuelto. Él Pronombre personal de tercera persona del singular:Él se hace responsable.
Mas Conjunción adversativa:Lo sabía, mas no dijo nada.

(Equivale a pero, siendo posible la sustitución por esta última sin alteración del sentido de la frase).

Más Como adverbio de cantidad o comparativo:Tu coche es más rápido que el mío.

Ponme más azúcar en el café.

No quiero más.

Como sustantivo (signo matemático):

En esta suma falta el más.

Mi Determinante posesivo:Andrés es mi amigo.

Sustantivo (nota musical):

Empieza de nuevo en el mi.

Pronombre personal de primera persona del singular:Dámelo a .

Me prometí a misma no volver a hacerlo.

O Conjunción disyuntiva:Fue Carlos o Rafa.

¿Quieres tres o cuatro?

Ó Conjunción disyuntiva (se acentúa entre dos números):Quédate con 5 ó 6 folios.
Se Como  pronombre de complemento indirecto:Se lo compré ayer.

Como pronombre reflexivo:

Se casaron por la iglesia.

Se arrepiente de sus palabras.

El barco se hundió en pocos minutos.

Como pronombre impersonal:

Se duerme bien aquí.

Como indicador de pasiva refleja:

Se venden manzanas.

Segunda persona del singular del imperativo del verbo ser y primera persona del singular del presente de indicativo del verbo saber: bueno y pórtate bien.

Yo lo que ha pasado.

Si Como conjunción condicional:Si llueve, te mojarás.

Dime si lo hiciste.

¡Cómo voy a olvidarlo, si me lo has repetido veinte veces!

Como sustantivo (nota musical):

Compuso una melodía en si mayor.

Como adverbio de afirmación:, estoy preparado.

Como pronombre personal de tercera persona del singular y del plural:

Vive encerrado en mismo.

Como sustantivo (aprobación o asentimiento):

Tardó varios días en dar el al proyecto.

 

Te Pronombre personal de segunda persona del singular:Te agradezco que vengas.

Sustantivo (letra):

La te parece aquí una ele.

Sustantivo (planta e infusión):Es dueño de una plantación de .

¿Te apetece un ?

Tu Determinante posesivo:Dame tu dirección. Pronombre personal de segunda persona del singular: ya me entiendes.

3. Algunos errores comunes a evitar

En lengua escrita aún se siguen observando palabras como di, ti, fe, fue, pie o vi escritas con tilde y debemos puntualizar que éstas nunca se acentúan puesto que sólo poseen una categoría gramatical y, por tanto, un significado.

4. Conclusiones

Sea como fuere, como buenos humanos con el don de errar, los olvidos en las revisiones seguirán sucediéndose y nosotros estaremos aquí presentes en la próxima entrega del correcto uso de la tilde diacrítica para que, durante y tras tu relato, te emplees a fondo en su corrección, la cual (recuerda) es un aspecto fundamental para el éxito en la escritura.

¡Hasta nuestros próximos gazapos!

____________________________________

Carlos Desán

Colaborador de la sección Las olvidadas revisiones

Foto Carlos