El tipo de escritor que deseas ser

Hace unos días os hablaba acerca de que existen dos tipos de escritores: los que escriben por dinero y los que escriben porque les gusta, se sienten bien, etcétera. Creo que no basta con soltar esta frase y ya está; quiero entrar un poco más en detalle.

Tampoco sirve con que os diga directamente que yo soy del segundo tipo; por esto he estado pensando acerca de cómo transmitir correctamente este mensaje y he escrito este post al respecto.

1. Tipos de escritores

Tras haber leído varios blogs literarios (entre www.literautas.com, un blog brillante que os recomiendo sin ninguna duda), muchos post de distintas personas, e incluso varios libros (que os recomendaré en breve), hay muchas opiniones dispares respecto a este tema.

Esto es normal, ya que no existe ninguna medida que nos permita segmentar a todos los escritores del mundo para meterlos en este o aquel saco. Podríamos usar criterios según el tipo de obra, género narrativo, carácter de los personajes, y así seguiríamos hasta casi el infinito.

Yo os propongo, sin embargo, no ahondar demasiado en la cuestión y, por esta vez, ser un poco más superficiales. De esta forma, pretendo considerar a los escritores según la motivación que los guía por su camino. Según esta clasificación, el número de categorías se reduce sólo a dos:

  1. El escritor que escribe por dinero (pensando en la gloria, en la fama y reconocimiento).
  2. El escritor que escribe por puro placer, buscando convertirse en un gran escritor.

Aunque este análisis parece mucho más simple que entrar en diez, veinte o más categorías, también se las trae no te creas.

2. ¿Qué tipo es mejor?

Aquí viene la controversia: desde mi punto de vista no hay ningún grupo que sea mejor que el otro; todo esto depende del punto de vista que decidamos adoptar cada uno, y espero vuestros comentarios y poder debatir este tema con todos vosotros. Este sería el punto inicial que debemos considerar antes de empezar a escribir, pues marcará nuestro camino y nos dará fuerzas para recorrerlo con cada una de nuestras creaciones.

En base a esta disyuntiva, os adjunto un enlace a una entrevista realizada a Ken Follet. Uno de los párrafos, casi al comienzo, contiene una frase que me resultó reveladora. Esta hace referencia a una conversación que Follet y el también escritor Hanif Kureishi, íntimo amigo de este, mantuvieron acerca de lo que gusta a los lectores. Kureishi afirmaba que nunca pensaba en los lectores a la hora de escribir, a lo que Follet respondió resolutivamente:

«Por eso tu eres un gran escritor y yo soy un escritor rico».

Me quedé pensativo durante algunos minutos porque cuando leí esta noticia hace ya un tiempo vi que materializaba perfectamente los dos caminos que puede seguir un escritor.

Sin embargo, y por esto la disyuntiva que os comentaba, es posible que ambos caminos resulten en el éxito por lo que no podríamos decir que ningún tipo sea mejor que el otro. La verdadera moraleja de esta frase es que cuando vosotros comencéis a escribir no tengáis nunca en mente el primer tipo de escritores. No intentéis ser un Stephen King, un Asimov, un Pérez Galdós, … Porque vosotros, ni yo, no podemos ser ellos.

3. Recomendaciones

La mejor recomendación que os puedo dar es la que yo he estado aprendiendo por mi cuenta y es que nunca penséis en nada que no sea la idea que tenéis en mente a la hora de escribir. No existen las críticas, no existen los lectores y no existe nada que no esté en vuestro pequeño relato. Ya tendremos tiempo después para analizar lo que hemos creado.

Sólo así se puede mantener la creatividad del momento. Puede que con el tiempo tengáis que centrar vuestra escritura en algún tipo de lector o que, si habéis tenido mucho éxito, os veáis forzados a continuar trabajando en una saga guiados por el éxito comercial más que por vuestra creatividad. Eso no significa que seáis malos escritores, pero por favor nunca perdáis de vista esas ansias de creatividad que hicieron que os sentaseis delante de una hoja en blanco.

«Sed siempre vosotros mismos y ese será vuestro sello. Todos somos únicos y nuestra creatividad no conoce límites»

Esta frase sí es mía :P. ¡Buen finde!