Quien tiene un libro tiene un tesoro

Ahora que empieza el verano, suelo seleccionar obras interesantes para pasar el caluroso clima de Córdoba y justo ayer me regaló un amigo varios libros. La literatura es una alternativa que me permite distraerme cuando no estoy escribiendo. Y es que la escritura de un libro no es siempre fructífera y prolífica, como muchos manuales de escritura nos intentan hacer creer (voy a crear un artículo sobre este tema para la semana que viene).  Además de formarte, la lectura te permitirá relajarte cuando te atasques en la escritura de cualquier historia.

DSCF6739

Por mi parte tengo un defecto respecto a los libros, ya que me cuesta desprenderme de una historia; cualquier historia en mis manos se convierte en interesante y tengo que leerla, no puedo esperar. Desgraciadamente, en el mundo actual, este hábito se está perdiendo poco a poco.  Cada día se nos olvida un poquito más que los libros son un tesoro y cada uno de ellos es un trampolín hacia un nuevo universo de ficción, con sus propias reglas, roles, personajes y argumento; es una nueva historia por descubrir.

Por otro lado, no hay mejor combustible para la creatividad literaria que leer muchos libros, de diversos autores y géneros a ser posible. Con cada libro que leéis sois más creativos, ágiles y, sobretodo, más experimentados en la literatura. No despreciéis nunca una historia por estar firmada por un autor poco conocido; recordad que los que se están iniciando en la literatura no lo son, al igual que yo. Hay que darle una oportunidad a cada historia e incluirla a nuestras experiencias diarias.

Recordad que vuestros comentarios y experiencias siempre serán bienvenidos. ¿Qué libros os gustaría leer este verano?

Un abrazo.

Pd: Muchas gracias por los libros, Paco. ¡Me los voy a leer todos, pero poco a poco :)!