corrección

El prudente manejo de la conjunción que (parte II: el queísmo)

  • por

Una vez hemos puntualizado el correcto uso de la preposición de y la conjunción que con objeto de no abusar de su combinación y evitar el famoso dequeísmo, nos resta departir sobre el caso contrario al que hemos analizado: es decir, el uso indebido de la conjunción en solitario cuando debe, obligatoriamente, ir precedida de la preposición. Se trata del queísmo.

Leer más »El prudente manejo de la conjunción que (parte II: el queísmo)