1 diciembre, 2014

Taller

taller _ logo

Recreando instantes

Recreando instantes es un espacio para poner en práctica la inspiración y creatividad, que caracterizan a todo escritor, y para transmitir nuestras vivencias como creadores. Este taller tiene una periodicidad mensual, exceptuando los meses de julio y agosto. Así, el primer día de cada mes, se colgará una nueva entrega del taller para que todos podáis participar. Os detallo las normas en la siguiente sección.

Normas del taller

  1. El primer día de cada mes colgaremos una nueva entrega del taller, que consistirá en una fotografía.
  2. Tendréis que escribir vuestro relato sobre esta fotografía (es más fácil inspirarse con una fotografía que con varias palabras y restricciones). Puede que más adelante os demos algunas palabras como pista, pero será divertido escribir todos sobre la misma imagen, a ver qué sale 🙂
  3.  “Breve, pero sustancioso” será nuestro lema pues, como decía Chejov, “la brevedad es hermana del talento”.  Por ello, esperamos un máximo de 500 palabras en las narraciones que nos envíen.
  4. El plazo para enviar los relatos será del día 1 de cada mes hasta el día 20 del mismo.
  5. Todo el material recopilado será publicado el día 25 de cada mes, incluyendo el nombre o seudónimo del autor de cada relato.
  6. Los autores que manden sus relatos mantendrán siempre su autoría, y Experiencias Literarias jamás tendrá derecho alguno sobre los mismos.

Queremos dejar claro que nuestro principal objetivo es acercarnos como seres humanos, en general, y como escritores, en particular, por lo que el respeto y la tolerancia también serán ingredientes básicos del taller. En este sentido, no se publicará en esta página ningún relato o comentario que haga referencia a temas de política, pornografía, apología al terrorismo, polémica sexista o discriminación de cualquier tipo.

También queremos que crezcáis como escritores y os déis a conocer los unos a los otros, por lo que es muy recomendable leer los relatos de los demás participantes y compartir los vuestros en Internet, para daros a conocer. Esto nos permitirá a todos intercambiar experiencias, consejos y comentarios (siempre constructivos) acerca de las emociones experimentadas tanto al escribir, como al leer historias distintas inspiradas en una misma imagen. Será un dar y recibir, una experiencia muy enriquecedora que nos ayudará a abrir la mente, a conocer y, quizás incluso, a comprender otras formas de ver y de sentir.

¡Participa en el taller!

Escena 1 (Las llaves olvidadas). Lee los relatos publicados

Escena 2 (La cena de navidad). Lee los relatos publicados

Escena 3 (La fuente de los tres caños). Lee los relatos publicados

Escena 4 (El paquete misterioso). Lee los relatos publicados

Escena 5 (El perrito transistor). Lee los relatos publicados

Escena 6 (De miedo…). Envía el relato aquí:

[contact-form-7 id=”1146″ title=”Envío taller”]

Plazo: 30 de junio de 2015.

¡Feliz escritura!

Imagen de cabecera (modificada respecto al original) cortesía deakitzmil (bajo licencia Attribution CC 2.0)

____________________________________

Rocio DB

Coordinadora del taller Recreando instantes

10749149_385441104944836_668161682_n

 

7 comentarios en “Taller

  • Buenas noches, me gusta mucho la página. Soy docente y estudio la carrera de Corrector literario. Me gustaría hacer una recomendación:
    Empleo de:

    el mismo, la misma, los mismos, las mismas como pronombres

    Estas formas expresan identidad o igualdad:

    Juan tiene el mismo carácter que su madre.
    Los estudiantes deben leer los mismos textos que el año pasado.

    Los adjetivos  mismo, misma y su plurales pueden ser utili-zados para reforzar y enfatizar el significado de la palabra que acompañan:

    Lo hizo ella misma.
    Se lo daré hoy mismo.
    Sin embargo, fuera de estos usos correctos, se ha generalizado el empleo de el mismo y sus variantes con valor pronominal anafórico (para referir a un elemento citado con anterioridad en el discurso). Este uso es denunciado por la RAE y debe ser evitado. Las formas en cuestión pueden ser reemplazadas por un pronombre personal, un pronombre demostrativo, un pronombre posesivo o simplemente por nada.

    Ejemplo:
    *Una vez que hubo terminado la conferencia, el orador se refi-rió a aspectos importantes de la misma.

    Corrección:

    a) Caso 1:
    Una vez que hubo terminado la conferencia, el orador se refirió a sus aspectos importantes. (pronombre posesivo referido a la conferencia).

    a) Caso 2:

    Una vez que hubo terminado la conferencia, el orador se refirió a aspectos importantes de esta. (pronombre demostrativo referido a la conferencia).

  • Muchas gracias por tu aportación, Jose.

    Estaría genial que participaras también en el taller, pues puedes aportar mucho conocimiento a esta comunidad, y más aún siendo docente y estudiando una carrera tan relacionada con la literatura.

    Te doy la bienvenida a nuestra comunidad y espero volver a verte por aquí pronto.

    ¡Feliz escritura!

  • CENA DE FIN DE AÑO

    Hace ya seis meses que no vivo en mi barrio. Desde que me tocó el cuponazo de los viernes, he tenido que irme fuera, por seguridad, tenía miedo. Ahora vivo con mi prima en su piso de Ciudad Jardín. Nos juntamos dos setentonas solas, no tenemos hijos, ni marido.

    Dos veces a la semana, vuelvo al barrio, al Centro Cívico, junto con mis amigas, a las clases de manualidades. Allí me siento bien, hablamos, nos reímos, luego tomamos café. Los primeros días después del premio, fueron malos, todo el tiempo hablando de lo mismo, del dinero. A ellas les había tocado también, pero mucho menos. En alguna ocasión, habría querido que el premio fuera sido igual que al de ellas, y de esta forma yo viviría mejor.

    A mi edad, no voy a sacarme el carnet de conducir y menos comprarme un coche, por eso el día veintiséis me subí al autobús. En el asiento delantero al mío, iban dos mujeres jóvenes del barrio, las conocía de vista. No pude dejar de escuchar lo que hablaban, aunque lo hacían de forma discreta. Era de la situación en la que se encontraban, con sus maridos en paro, ellas echando unas horas. Comentaban que para la cena de Navidad habían tenido que juntarse las dos familias para comer, para que lo poco que tenían pareciera más cuantioso y que harían igual para fin de año.

    Para complementar en algo la comida, habían ido a la Iglesia y a Caritas. Sobretodo coincidían en que sus hijos no se dieran cuenta de lo que estaba pasando. Eran muy jóvenes para tener que sufrir tanto, pero comprendían que era irremediable, ya que se avecinaba la noche de fin de año y los Reyes. Este año no habría regalos.

    Mientras tanto, yo escuchaba y pensaba a la vez. Cuando el autobús paró, ya en la última parada, me apresuré a bajar y las llamé. Les pregunte si me conocían y me contestaron que si que era Teresa la del cuponazo, pedí que si podían pararse un poco, que tenía que hablar con ellas, me miraron con cara de extrañeza, accediendo a ello.

    Comente que sin querer había escuchado la conversación que tenían en el autobús y les quería proponer una cosa, para ver si la veían bien. Ellas nos invitaban a cenar con sus familias, en fin de año a mi prima y a mí, y yo me encargaba de la comida, sin que faltara ningún detalle. También les dije que me dijeran la edad de sus hijos para hacerles un regalo para Reyes.

    La cena fue maravillosa, con tanta alegría por parte de todos. No olvidare esa noche, Quizás fue una de las mejores noches de fin de año que había tenido en mucho tiempo.

    Quedamos a primero de mes para hacerles entrega de los regalos. Estuvimos hablando un largo rato en una cafetería cercana. Me comentaron, entre unas cosas y otras que vivían con ilusión el poder realizar un sueño para este año, era el poder crear una pequeña empresa de limpieza, pero no contaban con recursos para hacerlo realidad.

    Les propuse adelantarle el dinero que necesitaran, sin fecha para devolverlo, sin ningún tipo interés y luego ya hablaríamos, según como fuera la empresa. También les pondría en contacto con mi asesor, que conoce a mucha gente, con objeto de buscarles clientes y ayudarles en el papeleo inicial. Podrían trabajar en un principio los dos matrimonios.

    No pude empezar mejor el año, y comprendí que esa era la senda de por donde tendría que transcurrir mi vida en los años que me queden por vivir.

  • Hola lo envío en este fromato, ya que me dice errro cuando lo mando en sitio para evier los relatos.

    Un saludo

    José Luis Hurtado Delgado

  • ¿Qué tal estás, José Luis?

    Es extraño. ¿Lo estabas mandando desde una tablet? Dinos desde qué navegador y cómo lo mandabas, porfa. No te preocupes por el relato pues lo publicaremos igualmente. Es para saber en qué circunstancias falla, porque siempre que lo hemos probado nosotros nos ha funcionado sin problemas.

    Un saludo.

  • Amigos,
    ¿cómo puedo insertar la foto de la mascota en la 5ª escena del taller: el perrito transistor? Solo permite el texto, no la foto.
    Gracias.,

    P.D.: En todo caso lo mando sin foto dada la fecha a la que estamos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

6 + 8 =