Un mundo invertido

Ya era hora de hablar de libros. Creé la categoría hace días pero por falta de tiempo no he podido publicar ninguna entrada hasta hoy. Como sabéis, quiero utilizar este espacio para hablar de todos aquellos libros que he leído y transmitir lo que me han aportado, tanto como historias y vivencias como experiencias que luego puedo emplear en mis creaciones literarias.

Hoy os voy a hablar de Un mundo invertido, de Christopher Priest.

1. Autor (Christopher Priest)

Priest es un escritor de ciencia ficción inglés, con una fuerte influencia del maestro H.G. Wells y ha sido el padre de multitud de cuentos e historias de ciencia ficción. Algunas de estas han sido tan relevantes como The space machine, en la que unifica las tramas de La máquina del tiempo y La guerra de los mundos, de H.G. Wells, de los cuales espero hablar en próximas entradas. Otra de sus novelas más relevantes es El prestigio, que después se llevó al cine en la película El truco final, protagonizada por Christian Bale y Huge Jackman.

2. Reseña de Un Mundo Invertido

Esta novela nos sumerge en un mundo extraño y devastado en el que una misteriosa ciudad avanza sobre unos raíles que son colocados meticulosamente y de forma rítmica delante de ella. La sociedad que la habita la conforman personajes que ocupan distintas profesiones, cada cuál más extraña: los navegantes (los que deciden el destino de la ciudad), los futuros (que viajan al futuro, a aquellos lugares que la ciudad ocupará en el futuro), los constructores de vías (encargados de poner las vías delante de la ciudad y recogerlas después para volver a empezar) y por último los constructores de puentes (que edifican sólidas construcciones que permiten a la ciudad cruzar accidentes hidrográficos.

Por si fuera poco, el movimiento de esta ciudad es frenético, pues parece verse afectada por un extraño campo de gravedad que desola la tierra. Debido a esto, la ciudad debe avanzar con cierta rapidez hasta un punto óptimo que se va desplazando, por lo que el movimiento es inevitable, agotador y cualquier retraso, mortal.

Ya con las primeras frases Priest consigue captar la atención del lector y nos pone en la piel de Helward Mann, un joven que alcanza la mayoría de edad y que deberá mostrarse ante el consejo de la ciudad para que estos decidan el puesto de trabajo que se espera de él. Su padre, un futuro, ya le ha contado relatos sobre el futuro que le espera a la ciudad y él está ansioso por seguir sus mismos pasos.

«Había cumplido ya los mil cuarenta kilómetros de edad»

Un hecho más que destacable de esta novela es la maestría de las descripciones y los diálogos, sin olvidar la forma en la que la trama es tratada, conservando cada ápice de suspense desde el principio hasta el final de la obra. Como futuro, Helward deberá explorar los peligros que depara la devastada tierra a su ciudad natal, en un intento por comprender la realidad que lo rodea y todo ello desembocando en un final inesperado.

Esta novela es, sin lugar a duda, una obra de obligada lectura para los amantes de la ciencia ficción. Desde el principio logra captar la atención de los lectores y el lenguaje es ameno y muy dinámico. ¡Una historia original y llena de misterios que no os podéis perder!